lunes, 3 de noviembre de 2008

LA ARRIXACA, TRONO DE LA SABIDURÍA



La Virgen de la Arrixaca es venerada en la ciudad de Murcia (España). Es una talla de madera policromada de finales del románico, que data del siglo XII. Su festividad se conmemora el último domingo del mes de mayo, ya que el 1 de mayo de 1243 el infante don Alfonso (posteriormente Alfonso X el Sabio), hijo de Fernando III el Santo entraba pacíficamente en la ciudad de Murcia, tras lo acordado en el Tratado de Alcaraz con los sucesores de Ibn Hud, el último auténtico emir árabe de Mursiya.



Su nombre, Santa María de la Arrixaca, proviene del lugar de donde se le rindió culto, el arrabal de la Arrixaca, que viene de Al-Rasc, que significa "elegante". Hay una leyenda popular bastante peregrina que explica el origen del nombre a que la imagen la encontró un labrador que araba el campo con una yegua o jaca mientras pronunciaba "arre" para que ésta avanzara. En aquel tiempo vendría a ser como Arri (de arre) y Xaca (de jaca) que se fusionarían como Arrixaca.

Hay controversia entre los distintos investigadores si la imagen ya estaba en Murcia a la llegada del futuro rey Alfonso o si fue él mismo el que la trajo a la ciudad. En el primer caso, se apunta a que la imagen se localizaba en una capilla del arrabal de la Arrixaca, donde se les permitía el culto cristiano a los mercaderes italianos, principalmente de Pisa y Génova. Los cuales venía por el comercio de la seda, ya que en la esa época la ciudad de Murcia era una de las principales productoras del Mediterráneo. La segunda hipótesis es que la imagen fue traída por el infante don Alfonso y situada en una ermita mozárabe del barrio de la Arrixaca.
En cualquier caso, don Alfonso la nombra patrona del Reino de Murcia y le dedica sus famosas Cantigas, especialmente la 169.

Actualmente está en la Iglesia de San Andrés y cedió su nombre de patrona a la Virgen de la Fuensanta (conocida por aquel entonces como Virgen de las Fiebres) cuya imagen se cuenta que apareció en un cuadro en una cueva y cobró importancia y devoción al ser sacada en procesión durante las epidemias medievales que azotaron la ciudad.

Este hecho histórico está cargado de controversia. En 1746 por motivos de devoción deja de ser patrona de la ciudad de Murcia, no obstante Alfonso X la nombró patrona del Reino de Murcia, predecesor de la Región de Murcia. Oficialmente dicho nombramiento no ha sido revocado. Por lo tanto y según la Historia, Santa María de la Arrixaca es la patrona de Murcia por el aún vigente nombramiento de Alfonso X. No obstante, la devoción popular hace que la verdadera patrona sea Santa María de la Fuensanta para casi todos los murcianos.

TRONO DE LA SABIDURIA

Las primeras representaciones de la virgen que aparecen en las catacumbas nos la representan con el niño en el regazo. Parece ser este el origen de la virgen románica medieval, como la Virgen de la Arrixaca. El seno de Maria es el Trono en el que sienta el Rey del universo, Jesucristo. Las vírgenes románicas van adoptar esta forma donde la virgen se representa sentada y sobre sus rodillas sostienen a Jesús. La virgen es el Trono de Cristo. La tradición de la Iglesia ve en Cristo la sabiduría divina personificada de la que nos habla el libro del Sirácida y los Proverbios. Esta virgen-trono es por tanto Trono de la Sabiduría. Por esto podemos ver en la Virgen de la Arrixaca este trono de la Sabiduría que es Cristo.

Era frecuente desde el siglo X leer en las misas de Santa María algunas lecturas del libro del Sirácida (Sir 24) y Proverbios (Pro 8,22-31) en los que la Sabiduría divina aparece personificada. Desde el siglo XII, en las Laudes y Letanías marianas se atribuyen a María los títulos de Madre de la Sabiduría, Fuente de la Sabiduría, Casa de la Sabiduría, y Trono de la Sabiduría. Con este título se venera a María en muchas Iglesias particulares, universidades, e Institutos religiosos, entre los que destaca la Compañía de María, fundada por san Luis María Grignon de Monfort (+ 1716).

Este “nombre” nos está indicando:

· La función maternal de María, porque en su seno purísimo se ha formado y ha vivido Cristo, la Sabiduría del Padre.

· Su dignidad real, porque su Hijo Jesús es el heredero del trono de David, el Mesías prometido por Dios al pueblo judío.

· Su sabiduría y prudencia, porque María aparece en el evangelio como la “virgen sabia”, que ha guardado las palabras de Cristo en su corazón y las ofrece a la Iglesia y al mundo.
Antonio Sánchez Rodríguez
Murcia 2008

2 comentarios:

edwcuervo dijo...

¿exactamente se conoce porqué y cuándo dejó de ser la patrona de la ciudad de Murcia?gracias

Bini dijo...

La historia de cómo La Fuensanta ha pasado a convertirse en una de las más importantes devociones del Levante español comienza el 17 de enero de 1694. En esa fecha, tras una larga sequía que azotaba toda la zona, se acuerda bajar la imagen de la Virgen por vez primera hasta Murcia. Con aquella romería se imploraba la lluvia necesaria para los cultivos, relatando las crónicas de la época que, al finalizar la rogativa, llovió copiosamente e incluso llegó a nevar. Por entonces se tenía como patrona de la ciudad a Santa María de la Arrixaca, venerada desde la Reconquista en la iglesia conventual de San Andrés. Pero el milagro del agua se repitió en las sucesivas romerías y la Virgen de la Fuensanta rivalizó pronto en popularidad con La Arrixaca, llegando a ser nombrada como nueva patrona de la Ciudad y su Huerta en 1731.